Sacerdote sirio secuestrado por el ISIS: El rosario me sostuvo durante los 84 días de secuestro

Su caso no es nada común. Su liberación es casi un milagro. El sacerdote Jacques Mourad ha visitado Roma y ha explicado cómo escapó de las garras del Estado Islámico en Siria.

La condición era que no salieran nunca de su ciudad, Qaryatayn. Junto a él, liberaron a otros 25 cristianos. Sin embargo, han escapado de la zona aterrorizados por la violencia del Estado Islámico, y los constantes bombardeos. El padre Mourad explica que ni siquiera tenían ni comida en la ciudad. Por eso, lamenta enérgicamente la indiferencia ante los refugiados.

Fue secuestrado el 21 de mayo en su monasterio de Mar Elian por radicales del Estado Islámico y trasladado a Raqqa, la capital del califato. Dice que hay dos cosas que le mantuvieron con vida.

Lea el artículo completo en www.romereports.com