El mayor regalo que los cristianos pueden hacer a Oriente Medio es la reconciliación

En el Kurdistán iraqí el sacerdote Jens Petzold se dedica a acoger y ayudar a los cristianos que han huido de Iraq, huyendo de la persecución del Estado Islámico. Pertenece a la comunidad de al-Khalil, la misma que el sacerdote secuestrado en Siria Paolo dal’Oglio.

Piensa que uno de las mayores aportaciones que pueden realizar los cristianos en Oriente Medio es la reconciliación y contribuir a que las personas de distintas religiones vivan en paz, como ocurría hasta hace unos años en Bagdad o Damasco.

Éste es su testimonio desde Oriente Medio.

Noticia completa en Aciprensa