Monja argentina en Alepo: “Los musulmanes temen que el país se quede sin cristianos”

La hermana Guadalupe Rodrigo vive en Oriente Medio desde hace 20 años.

El testimonio de personas como Guadalupe Rodrigo no tiene precio. Lleva 20 años viviendo en Oriente Medio, ayudando a las personas. Por eso, habla de lo que ha experimentado personalmente.

Ha visto cómo un país apasionante está ahora en ruinas, y dice que uno de los grupos que más está pagando las consecuencias son los cristianos.

La religiosa está convencida de que hay un ataque sistemático contra los cristianos. No es una opinión. Hablan los hechos.

H. Guadalupe Rodrigo, Instituto del Verbo Encarnado: “En eso se nota cómo el primer objetivo siguen siendo siempre los cristianos Son los barrios más castigados. Los barrios más atacados. El barrio del Midan, Selemaní, El Azizí. Barrios en los cuales el ataque se intensifica de una manera brutal: Pascua, Navidad. Lluvia de proyectiles y de misiles. Eso es un ataque directo contra los cristianos. Provocando víctimas cada día solamente por ser cristianos”.

Según la hermana Guadalupe, la masacre de cristianos no es sólo una tragedia humanitaria. También están minando la diversidad social y la vida cultural del país.

H. Guadalupe Rodrigo, Instituto del Verbo Encarnado: “Lo dicen los mismos musulmanes. Me lo han dicho a mí, Musulmanes de Alepo. Estamos preocupados porque disminuye la presencia de cristianos. ¿Qué vamos a hacer sin cristianos en Siria? En Alepo había medio millón de cristianos, y ahora quedan apenas 20.000. Y los musulmanes de Alepo están preocupados porque los cristianos se van. Ellos me lo decían. Son los cristianos los que mantienen el nivel académico en nuestras universidades. Son los cristianos los que mantienen el nivel cultural. Son los cristianos los que dan a nuestra sociedad esos valores. Valores que nosotros no tenemos, como el perdón. Ellos son conscientes de la importancia de los cristianos en Medio Oriente, más aún yo creo que el mismo Occidente”.

Esta monja argentina es una de las últimas cristianas de Alepo. Y aunque piensa que la situación actual es desesperada, dice que la perspectiva política mundial va a su favor. Por eso, tiene esperanza por esta tierra que lo ha perdido todo.