No olvidemos a nuestros hermanos de Alepo

El Cardenal Zenari, Nuncio en Siria, ha visitado la ciudad de Alepo. Allí se ha reunido con la comunidad cristiana y con las personas del campo de refugiados. Es la primera misión oficial del Vaticano tras el cese de la guerra en la parte este de Alepo.

Esta visita representa la cercanía de la Iglesia a todos los cristianos sirios que han permanecido en su ciudad y han contribuido con su fe y presencia a cultivar semillas de esperanza. Esa esperanza será la que en el futuro ayudará a la reconstrucción del país y a la paz entre las distintas religiones.

Más información en la web de la Agencia Fides