Un granito de esperanza

Hinna Parvez es una chica de Pakistán exiliada en Reino Unido, que nos cuenta su experiencia y subraya como punto de partida para los crisitanos de Pakistaán el diálogo y el valor de la propia fe.

«En medio de la grave persecución que sufren los cristianos en Pakistán, tengo una sentimiento de comprensión por los cristianos paquistaníes, que no conocen otro modo de vida que asumir que serán despreciados a causa de su fe. A pesar de la triste situación en Pakistán, tengo la esperanza de contribuir a  reconstruir la confianza de los cristianos perseguidos, sea grande o pequeña, escribiendo sobre la vida de los cristianos en Pakistán, ayudándoles a que vean la vida que merecen como personas.

Creo que sólo después de plantar una semilla positiva de confianza en los corazones de la minoría cristiana, la igualdad podrá ser promovida y aceptada por los cristianos en Pakistán. Sin embargo, no podemos avanzar hasta que haya una conciencia de la persecución en Pakistán, aceptar sus dificultades como cristianos y luego actuar juntos para cambiar esta situación».