Patriarca siro católico: El reto es que los cristianos de Oriente Medio vuelvan a casa

Ignatius Joseph III Younan está decidido a convencerlos de no abandonar Siria e Irak.

La mayoría de los católicos que dependen del “patriarca de Antioquía y de todo el Oriente de los Sirios”, deberían vivir en Irak, Siria y Turquía. Por eso, la prioridad de Ignatius Joseph III Younan es detener la diáspora de cristianos que a causa de las guerras y la violencia están escapando de Oriente Medio.

Ignatius Joseph III Younan, Patriarca de Antioquía de los Sirios: “El problema es convencer a nuestra gente de que sean pacientes y regresen a casa. Es muy difícil convencer a nuestros jóvenes de que regresen, porque han perdido su esperanza y su confianza en el gobierno local y en el modo en que la comunidad internacional está afrontando estos problemas”.

La Iglesia de Antioquía de los Sirios es una de las primeras comunidades cristianas. De hecho, en Antioquía se usó por primera vez la palabra “cristiano”. Hoy cuentan con 1.500.000 de fieles, pero sólo 300 mil en la tierra donde están sus raíces.

Ignatius Joseph III Younan, Patriarca de Antioquía de los Sirios: “No es fácil convencer a nuestra gente de que vivan su vocación cristiana en estas horribles situaciones. Pero seguimos intentando ayudarles, inspirarles esperanza y confianza. Y sobre todo, seguimos rezando por ellos”.

Explica que su principal problema es el caos que reina en la región, porque el caos es el gran enemigo de minorías religiosas como los cristianos.

Por eso, pide a las grandes potencias mundiales que dejen sus intereses a un lado e impongan la paz en la región.