110 niños iraquíes siro-católicos han recibido el bautismo en el 2017

Los siro-católicos iraquíes desplazados de la Llanura de Nínive tienen motivos para la esperanza. Desde principios de año han bautizado a 110 niños. A pesar de la fuerte persecución de Daesh, estos niños son la alegría de un pueblo que ha visto radicalmente reducido su número después de que los yihadistas les echaran de sus casas y que muchos fueran asesinados solamente por ser cristianos.