La iglesia y la mezquita

Michael Atef Munir, un joven copto egipcio hijo de una de las víctimas del ataque del 26 de mayo a un autobús que transportaba a muchos fieles, ha anunciado su intención de donar los fondos que el gobierno egipcio ha concedido tras el ataque. La suma se dividirá en partes iguales entre la Iglesia de S. Michele Al Fikriya, y la mezquita de la aldea de al-Saft Labban.

El gesto quiere hacer hincapié en que la intención de los yihadistas para causar división entre las comunidades no ha producido los efectos deseados.

Puedes leer más en Agenzia Fides.