Sacerdote de Mosul: Lo que hemos visto es muy duro pero las familias conservan la fe

La parroquia del padre Al-Sabbagh en Mosul sigue en pie pese a los fuertes combates.

Un milagro en medio de la destrucción de Mosul: la iglesia de Santo Tomás que data del siglo VII sigue en pie a pesar de que ha sido testigo de las batallas más brutales en la toma de la ciudad por parte del gobierno Iraquí.

Con Mosul liberada, la gran pregunta es si los cristianos podrán volver a los lugares que tuvieron que dejar precipitadamente la noche del 9 de Junio del 2014.

P. DANIEL AL-SABBAGH
Párroco iglesia siro-católica de Santo Tomás Mosul (Irak)
“En este momento ni los cristianos ortodoxos ni los cristianos caldeos podemos volver a Mosul. Primero, porque la vuelta no es segura; segundo, porque nuestras familias han perdido la confianza en los musulmanes, los otros componentes sociales de la ciudad; y tercero, no hay todavía los servicios básicos de electricidad o agua para seguir viviendo allí”.

El padre Al-Sabbagh tuvo que huir a Erbil en el Kurdistán iraquí, junto a miles de cristianos. Estos cristianos no se plantean por ahora volver porque necesitarían más garantías de seguridad, aunque han visto que, de parte de algunos vecinos musulmanes, hay señales de buena voluntad.

P. DANIEL AL-SABBAGH
Párroco iglesia siro-católica de Santo Tomás Mosul (Irak)
“Hemos visto algunos grupos de jóvenes musulmanes que entraron en las iglesias para limpiarlas. El ejército iraquí también hizo una cruz y la elevó sobre uno de los monasterios, y han puesto dentro de la ciudad un anuncio dando la bienvenida a los hermanos cristianos, pero eso no basta para justificar lo que ha pasado”.

Y lo que ha pasado es que muchos de sus vecinos musulmanes guiaron al ISIS hasta sus casas. Por eso, aunque pudieran regresar, sienten que recuperar la convivencia llevará años.

P. DANIEL AL-SABBAGH
Párroco iglesia siro-católica de Santo Tomás Mosul (Irak)
“Los cristianos piensan que si los otros nos rechazan, ¿cómo vamos a convivir con ellos o a volver a compartir la misma tierra? (flash) Lo que hemos visto fue muy duro pero, gracias a Dios, nuestras familias lo entendieron y dejaron todo por salvar su fe. La Iglesia ha podido en estos 3 años llevar a cabo su misión con amor y alegría”.

Desde Erbil, este párroco pide a los cristianos de Occidente que no se olviden de los de Mosul, donde desde hace 3 años no hay ninguna presencia cristiana por primera vez en siglos. Insiste en esta idea porque las ayudas económicas son importantes pero lo más importante aún es sentir la cercanía de otros cristianos del mundo.