Cristóbal, el hijo fruto de una violación por no renunciar al cristianismo

Rebeca Bitrus pasó dos años secuestrada por los terroristas de Boko Haram. En ningún momento aceptó dejar el cristianismo para sufrir menos violencia, a pesar de que sabía que seguir siendo cristiana le supondría más problemas. Después de sufrir abusos por parte de uno de los terroritas dio a luz a Cristóbal.

En el 2016 llegó el ejército a la zona donde estaba secuestrada Rebeca. Aprovechando el caos del momento consiguió huir. En aquel momento pensó abandonar al pequeño Cristóbal pero uno de los soldados del ejército nigeriano le animó a llevarlo con ella: “Llévalo contigo, podrás enseñarle el bien”.

Más información en El País