Los tres únicos sacerdotes católicos en Turkmenistán

Turkmenistán cuenta con 5 millones de habitantes, el 90% musulmanes. “La pequeña comunidad católica cuenta con doscientos fieles y se relaciona diariamente con cristianos de otras confesiones y familias musulmanas.” Son las palabras del padre Andrzej Madej, sacerdote polaco de los Oblatos de María Inmaculada y Superior de la Misión en Turkmenistán, donde vive a la vez con el Padre Rafal Chilimoniuk y el Padre Pawl Szlacheta, también miembros de la congregación.

“Cada día dedicamos alguna hora a la oración, a la celebración de la Eucaristía y visitamos las familias no solo de fe católica – dice – Anunciar a Cristo en Turkmenistán significa dejar abierta la puerta de nuestra casa no solo para cuestiones de fe, sino también para otras relaciones humanas que estamos creando”. “No  hay por el momento más congregaciones religiosas ni ningún otro sacerdote; por el momento estamos nosotros, tres sacerdotes y misioneros, la única presencia de la Iglesia Católica en Turkmenistán”.

Más información: Fides.org