Jesuit Refugee Service lleva esperanza a Qaraqosh

El Padre Tony O´Riodan SJ quedó impresionado por la situación que habían vivido las familias refugiadas en el Kurdistán iraquí, tras visitar a los desplazados yazidíes, cristianos y musulmanes de Mosul, Sinjar y Nínive.

Como miembro del equipo de visitas del Jesuit Refugee Service, puede observar las necesidades de formación o necesidades médicas, lo que permite conectar con los miembros de las comunidades de una forma muy especial.

Esta esperanza por el cambio, la compartió con jóvenes desplazados en Qaraqosh durante una misa y un picnic, donde el ambiente de alegría y amor por la vida era indiscutible, dando paso a la esperanza en el futuro.

Fuente: JRS