La historia de Thao Aphao, una lección de perdón incondicional

En muchas zonas del sureste asiático hay muchas tribus cuyo culto son los “espíritus”. Darles la espalda puede suponer una traición y un gran peligro. Esta es la situación vivida por Thao Apao, que decidió convertirse al cristianismo sin importarle el coste de su decisión.

Este hecho le enemistó con su hermano, que lo denunció ante el comité local, que le presentó un documento para que renunciara a su fe. Por ello ha sido expulsado de su comunidad y rechazado por su familia, pero su creencia en el Evangelio y en la salvación es lo que le han ayudado a seguir.

Fuente: Puertas Abiertas