“ISIS quería destruir nuestra fe, esta es nuestra respuesta”

El padre Salar Kajo de Teleskuf, señala que estos 13 bautizos son un signo de esperanza y alegría frente a la violencia en el valle del Nínive.

La ciudad está volviendo de nuevo a la vida gracias al empeño de los fieles y de la Iglesia, que bajo este signo les transmite una gran esperanza para continuar luchando frente a la destrucción y la violencia del Estado Islámico.

Fuente Agensir