Una iglesia viva que quiere ser elemento de unión nacional

En el sur de Camerún hay un gran número de católicos, iglesias y una buena estructura, con un gran número de sacerdotes, a diferencia del norte del país, como describe el padre Fernando Domingues, misionero comboniano.

Frente a las agitaciones políticas que se dan en el país, desde la Iglesia se hace un esfuerzo en construir una unidad de la población, frente a las diferentes barreras, como por ejemplo la lingüística.

Fuente: Fides