La única niña que no fue liberada por Boko Haram

Más de 100 niñas fueron secuestradas en Dapchi (Nigeria) durante el mes de febrero por terroristas de Boko Haram. A finales de marzo los terroristas liberaron a todas las niñas excepto una: Leah Sheribu.

Leah se negó a convertirse al Islam y renegar de su fe cristiana, por esto permanece todavía en manos de los terroristas. El padre de Leah está orgulloso de la decisión de su hija, a pesar de que se arriesga a ser esclaviza por sus secuestradores.

Más información en ElConfidencial