Laos: conversiones y bautismos en opresión

Beun es un evangelista que vive en Laos. En un contexto budista de un área rural del país, su fe se considera una amenaza extranjera. Después de un viaje de discipulado y una preparación teológica, Beun comenzó a evangelizar, viendo de inmediato sus frutos. Recientemente, cuatro personas fueron bautizadas en el grupo que dirigió y siete aceptaron a Cristo como su Salvador.

Algunos corrieron hacia Beun intrigados por la vida de Jesús, algunos pidieron oraciones por enfermedades a largo plazo, a las que ningún médico había remediado. Después de algunas curaciones, la gente alrededor de Beun se volvió más y más numerosa. Y la violencia vino a él. Fue arrestado y encerrado en una celda durante cinco meses con el fin de debilitarlo y hacerlo desistir. En poco tiempo había perdido la única fuente de ingresos, la casa, el respeto de los vecinos e incluso la libertad: “Si Dios tiene la intención de pedirme la vida, estoy dispuesto a darla como sacrificio”, en esta declaración entendemos el resultado de estas pruebas.

Porte Aperte intervino para apoyar a Beun y su familia, construyendo una casa en un área fuera del pueblo, que pronto se convirtió en una iglesia dentro de la casa, un lugar para el estudio, las reuniones de oración y el discipulado. Al mismo tiempo, lo ayudaron a iniciar un pequeño proyecto de producción de hongos en un edificio separado, lo que le permitió cuidar de sí mismo y de su familia, mientras continuaba su ministerio pastoral y de evangelización.

Lea más en el sitio web: Porteaperteitalia.org