“Un monje retenido como rehén”, el libro del Padre Mourad

“Testificamos a Jesús, príncipe de la paz, no tomamos armas”. El padre Jacques Mourad respondió cuando le pidieron que aceptara la solicitud del gobierno damasceno de armar a los cristianos para luchar contra ISIS. Fue secuestrado y vivió durante cinco largos meses en manos de los jihadistas. Esta es la historia que cuenta en su libro, publicado hace unas semanas en Francia, titulado “Un monje retenido como rehén. El llamado a la paz por un monje retenido como rehén por los jihadistas”.

Fue llevado a su convento en Mar Elian, no muy lejos de Mar Musa, donde creó la comunidad homónima con su amigo Paolo Dall’Oglio. El padre Jacques dice que entendió que algo estaba a punto de suceder. Había intentado todo para evitar el colapso de la ciudad, también organizaba un curso de música para jóvenes cristianos y musulmanes para enseñarles que sus manos están hechas para el arte, la belleza, la música, el trabajo, no para las armas de fuego. Pero todo esto, lamentablemente, no fue suficiente.

Lea la noticia en el sitio: Lastampa.it