Narrando el Evangelio en la persecución

Afganistán es uno de los países donde los cristianos son más perseguidos. La Hermana Mariam de Jesus, de la Fraternidad de las Hermanitas de Jesús, cuenta su trabajo de evangelización durante sus casi 50 años en el país.

“Cuando estás en una misión en una tierra como Afganistán, no puedes evangelizar convencionalmente”, dice. La única forma de hacer esto es a través de la vida. Con el paso de los años, quisimos ser los portadores del mensaje del Evangelio, pero solo podíamos hacerlo dando un buen ejemplo, tratando de vivir correctamente, como dicen los Libros Sagrados”.

Las Hermanitas de Jesús llegaron a Kabul en julio de 1954 y un año más tarde comenzaron a trabajar como enfermeras en un hospital estatal de la ciudad.

Para obtener más información: Aciprensa.com