El joven iraquí que conmovió con su testimonio en el Sínodo

Safa Al Alqoshy es una joven iraquí que participó en el reciente Sínodo de los Obispos, que acaba de concluir en Roma. Su testimonio fue uno de los más aplaudidos durante la Asamblea. Caldeo, de 26 años, habló sobre el sufrimiento de quienes están siendo perseguidos en su país y los alrededores porque en muchos casos esa persecución lleva a la muerte. “Los jóvenes luchan por defender sus vidas”.

Safa ha reportado numerosos ejemplos de mártires iraquíes que derramaron su sangre por seguir a Jesús. “No vas a la iglesia – continuó – por el obispo o el Papa, vas por Dios, por Jesús, porque Jesús es la Iglesia, a pesar de todas las cosas que suceden. Solo tenemos que ser fieles, fuertes, permanecer en nuestro lugar y reflexionar sobre la imagen de Jesús”.

Y como esperanza, Safa agregó que espera que el sínodo le brinde a la gente una imagen más clara de la realidad que enfrentan los cristianos iraquíes y ha pedido a los gobiernos que sigan el ejemplo de Hungría, la única nación que tiene un ministerio dedicado a Cristianos perseguidos.

Lea la entrevista en el sitio:  Ncregister.com