Egipto, continuamos orando

Después de la matanza de peregrinos en Egipto, las Iglesias permanecen abiertas. La gente sigue rezando. (Según fuentes del Patriarcado Copto Ortodoxo).

El viernes pasado, siete peregrinos coptos fueron asesinados por un comando de terroristas yihadistas cuando regresaban de una visita al monasterio de Anba Samuel, en la gobernación de Minya. Después de este horrible ataque, algunos acrónimos militantes del mundo cristiano copto lanzaron una campaña en los medios sociales para pedir la suspensión de las celebraciones litúrgicas en noviembre. Fuentes del Patriarcado Copto Ortodoxo subrayaron que, según la fe cristiana, los mártires asesinados en odium fidei y acogidos en el Paraíso por el Señor deben ser celebrados con afecto y gratitud. Por eso la Iglesia continuará rezando y celebrando los misterios de la fe en la liturgia, recordando también a los nuevos mártires, precisamente para permanecer fiel a su misión. La secuencia tradicional de celebraciones litúrgicas y momentos de oración en las iglesias coptas de Egipto no se suspenderá ni modificará por ningún motivo.

Los coptos muertos por la emboscada terrorista del viernes 2 de noviembre eran peregrinos de Sohag que regresaron de una peregrinación al monasterio de Anba Samuel el Confesor, a unos 220 kilómetros al sudeste de El Cairo. La masacre fue reclamada por un grupo yihadista afiliado al Daesh.

Leer el artículo completo: Fides.org