El carisma del Padre Dall’Oglio

Cinco años después de su muerte, todavía envuelto en un misterio, volvemos a hablar sobre el Padre Paolo Dall’Oglio. En un seminario de Beirut se redescubre la figura del misionero jesuita en Siria.
Figura carismática del diálogo interreligioso islámico-cristiano, el padre Dall’Oglio desapareció después de entrar ese día en la sede del Estado Islámico en Raqqa, en ese momento bastión del Califato en Siria, para defender la causa y exigir la liberación de varios rehenes en manos del grupo yihadista. Este evento, sin embargo, es una oportunidad para hablar no tanto del enigma de su desaparición, sino de su intento de penetrar en el misterio del abismo existente entre las religiones cristiana y musulmana.
El padre Dany Younès, Padre Provincial de los jesuitas, compara la aventura espiritual de Paolo Dall’Oglio con la de Abraham, considerada por las Sagradas Escrituras como “el amigo de Dios”. Padre Younès, ha afirmado que: “La fe, no es la doctrina. La fe es salvífica, la fe instruye […] el Padre de los creyentes, Abraham fue testigo de una amistad que superó con creces las doctrinas. […] Es en la amistad que solo Dios puede dar, donde Pablo encontró su vocación y fue desde esta amistad donde se concibió la vocación de la Compañía de Jesús, así como de todas las familias religiosas. El provocativo sincretismo contenido en su pensamiento no surge en el nivel de la doctrina, sino en el nivel de la amistad “.
Lea la noticia completa en el sitio: AsiaNews.it