La amistad es más fuerte que las guerras

A pesar de las constantes masacres, la amistad entre personas de diferentes creencias no disminuyen. Esto es lo que está ocurriendo en la provincia egipcia de Minya, escenario de la última masacre de cristianos coptos. El delirio yihadista le es imposible aniquilar las manifestaciones de proximidad y amistad que tradicionalmente caracterizan la convivencia entre egipcios de fe cristiana e islámica.

En Minya con motivo del Mawlid, el copto Imad Gerges, propietario de la pastelería más famosa de la ciudad, ha difundido los cantos religiosos que recuerdan el acontecimiento del nacimiento de el Profeta Mahoma. Honrando la celebración de sus compatriotas musulmanes vendiendo los dulces típicos de la fiesta islámica.

En la escuela de las Hermanas Franciscanas en Beni Suef, la Superiora Verónica Najee junto con la directora la Hermana Nivina Halal y sus hermanas, distribuyeron los dulces en honor de los estudiantes y profesores musulmanes, involucrando a los alumnos cristianos de la escuela en las celebraciones del Mawlid de Muhammad.

 

Noticia completa en: Fides.org