Uno de cada siete cristianos sufre persecución en el mundo

En 38 países del mundo los cristianos viven extremas violaciones de la libertad religiosa, sostiene Ayuda a la Iglesia Necesitada.

No son buenos tiempos para ser cristiano porque uno de cada siete bautizados vive en un país donde sufre algún tipo de persecución.

Son los datos que arroja el último informe de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada que revela además que de 196 países, 38 son escenario de graves o extremas violaciones de la libertad religiosa.

Por eso, desde esta Fundación, que vela desde hace 47 años por los cristianos que más sufren en todo el mundo, elaboran este informe para recordar que aún hay personas que son asesinadas a causa de su fe.

ALFREDO MANTOVANO
Presidente ACN, Italia
“El no ser conscientes es una de las causas que conducen a la indiferencia, por eso, este informe no es una opinión. Son hechos”.

Hechos y datos que certifican que, aunque parecía imposible, la situación es todavía peor que antes en países como Corea del Norte, Arabia Saudí, Nigeria, Afganistán o Eritrea.

ALESSANDRO MONTEDURO
Director ACN, Italia
“Lo que revela y contiene el informe es, en primer lugar, que, por desgracia la comunidad  de fe que todavía sufre más la persecución y la opresión en términos de libertad religiosa continúa siendo la comunidad cristiana”.  “Hay unos 300 millones de cristianos que sufren a diario la opresión a causa de la fe”.

La persecución por odio a la fe está adoptando otras formas tales como el nacionalismo religioso que se está empezando a detectar en India o se constata ya en China y Corea del Norte.

ALESSANDRO MONTEDURO
Director ACN, Italia
“Es aquella realidad por la que las minorías religiosas, o incluso todas las religiones, se perciben como desleales, extranjeras y casi como un ataque a la unidad del país”.

Sin embargo, pese a que las cifras no son alentadoras, hay ejemplos de valor y resistencia. Como en Egipto, donde la comunidad cristiana, duramente golpeada, persevera en la fe. O en Pakistán los cristianos no dejan de alzar la voz para que sus derechos dejen de ser vulnerados.

MONS. BOTROS FAHIM HANNA
Obispo copto-católico de Minya, Egipto
“Yo nací en un pueblo donde nos dieron permiso para derribar la vieja iglesia pero tuvimos que esperar 18 años para tener el permiso de reconstruirla”.

TABASSUM YOUSAF
Abogada Alto Tribunal de Sindh, Pakistán
“La pobreza y la falta de oportunidades de educación de nuestros cristianos creo que son la base en la que se apoyan los fundamentalistas para abusar social, política, económica y religiosamente”.

No todo es oscuridad en el panorama de la libertad religiosa. En algunos países la situación ha mejorado, como en Siria e Irak tras la desaparición del Estado Islámico, aunque aún les queda un largo camino para erradicar definitivamente la mentalidad yihadista.