Fiesta de Cristo Rey en Orissa

Los cristianos del distrito de Kandhamal, India, han vivido momentos muy difíciles. En 2008, el país fue escenario de masacres cometidas por fanáticos extremistas hindúes que llevaron a cabo una “limpieza étnica” contra los cristianos, que dejó 100 víctimas y 56 mil desplazados.

Lo que sucede estos días es una profesión de fe conmovedora. Alrededor de 5.000 fieles se reunieron para celebrar la fiesta de Cristo Rey y el Jubileo de la fundación de la parroquia de “Nuestra Señora de la Caridad” en Raikia, en el desierto de Kandhamal. Además le dieron la bienvenida al Arzobispo John Barwa, a la cabeza de la diócesis de Cuttack-Bhubaneswar para una Misa de acción de gracias. “La fe crece, el número de cristianos aumenta, las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada florecen en Kandhamal”, señala el Padre Cassian Parichha, de 82 años quien es sacerdote jubilado y ex párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Caridad.

Actualmente la parroquia tiene 1.200 familias católicas, que vivieron la fiesta jubilar en celebración y oración. También organizaron una adoración eucarística y llevando velas encendidas en procesión, para testimoniar la luz de Cristo que da paz a todo el país. Los fieles hindúes también se unieron a la celebración.

Lea las noticias en Fides.org