Ayuda a la Iglesia Necesitada lanza una nueva campaña de Cuaresma para ayudar a religiosas

Ayuda a la Iglesia Necesitada es una fundación pontificia que no solo ayuda a los católicos sino también a cualquier comunidad cristiana que sufre persecución, opresión o graves necesidades pastorales.

Para esta Cuaresma ha lanzado una nueva campaña para recaudar fondos y ayudar a religiosas que trabajan en países golpeados por la guerra, la pobreza o donde los cristianos son minoría.

Desde la asolada Siria hasta países del área exsoviética.

Sor Samia Jriej vive en Homs, Siria. Allí las religiosas ayudan a reconstruir el corazón de las comunidades cristianas a quienes la guerra robó la esperanza.

SOR SAMIA JRIEJ
Siria
“Todo esto simboliza el amor de Dios en la tierra. Por eso, queremos dar las gracias a Ayuda a la Iglesia Necesitada por su apoyo”.

Estas tres monjas llevan un asilo de niños en Kazajistán. Asisten menores provenientes de familias rotas o que han sufrido abusos.

SOR RITA KUROCHKINA
Kazajistán
“Han visto a sus padres borrachos, y a veces han sido maltratados”.

Para sor Rita es importante que estos chicos aprendan a valerse por sí mismos. Los llevan a la escuela y les ayudan a cultivar sus talentos. Una de sus mayores satisfacciones fue recibir la visita de un exalumno que ahora es padre de familia.

La madre Graciana viene de Perú. Pertenece a la congregación de las Misioneras de Jesús Verbo y Víctima. Trabajan con personas que viven en zonas remotas donde ni siquiera hay sacerdotes.

Estas misioneras recibieron permisos especiales para ayudar en la administración de sacramentos como el bautismo, el matrimonio o la distribución de la comunión. También para ellas Ayuda a la Iglesia Necesitada es crucial.

Y desde el soleado Perú hasta la fría Ucrania. Sor Clara dice que todavía se sienten los dolorosos efectos de la ocupación soviética y de las guerras del siglo XX. A pesar de vivir en un ambiente escéptico y hasta cínico ella decidió entrar en una orden de vida contemplativa.

SOR CLARA
Ucrania
“Nos pasamos el día rezando por las personas”.  “Es nuestra vocación”.

Esta campaña de Cuaresma no solo quiere recaudar fondos para ayudar a estas religiosas. En el fondo es un homenaje a las mujeres que han dejado sus casas y países para ayudar a personas necesitadas en lugares peligrosos.

Según el  Anuario Estadístico de la Iglesia, hay 659.445 religiosas que dedican su vida a la oración y al servicio a los más necesitados en todo el planeta.

Ayuda a la Iglesia Necesitada cuenta en su web algunas historias de estas religiosas y allí explica cómo ayudarles.

www.acninternational.org