El convento franciscano que trae la esperanza a Alepo

En el Centro de Atención Franciscana se ha potenciado un proyecto de Arte Terapéutico para ayudar a los niños víctimas de la guerra de Siria, acompañándolos a superar los traumas del conflicto.

El convento franciscano de la ciudad de Alepo, está abierto a toda la comunidad cristiana, donde ya participan más de dos mil personas del mismo, y hay cientos esperando hacerlo.

La razón de este proyecto es estar cerca de los que sufren, sin plantear las razones del mismo. Siguiendo el provebio que dice «¡En lugar de maldecir la oscuridad, enciende una lámpara!»

Más información: Pro Terra Sancta