Sacerdote de Nigeria: Muchos párrocos contratan servicios de seguridad para proteger a los fieles

El padre Valentine es profesor en la Universidad Veritas de Nigeria, en Abuya, un ambicioso proyecto promovido por los obispos del país.

Además de ofrecer formación académica, este centro nació hace 10 años con un claro propósito.

P. VALENTINE ONWUNJIOGU
Universidad Católica de Nigeria
“Los obispos quisieron que los alumnos reciban formación, no solo académica, sino también moral para que nuestros jóvenes sean útiles para la sociedad”.

Y es que Nigeria ocupa el puesto 148 de 180 en el último índice de percepción de la corrupción de Transparencia Internacional. La corrupción lastra el desarrollo de un país rico en materias primas como el petróleo y con casi 23 millones de jóvenes en edad de trabajar. También la violencia. A la de grupos como Boko Haram se suma la de los pastores Fulani. El padre Valentine explica que en este centro ya la han sufrido.

P. VALENTINE ONWUNJIOGU
Universidad Católica de Nigeria
“Yo mismo y el vicerrector nos vimos obligados a llamar a los cuerpos de seguridad para echar de la universidad a un grupo de ellos porque no podíamos ni acercarnos”. “Los fulani han estado implicados en muchos asesinatos. A veces incluso atacan, cuando saben que no eres musulmán como ellos, sino cristiano o cuando les dices que no tienen derecho a ocupar tu territorio”.

Por eso, la prioridad del centro es proteger la vida de los estudiantes. La Universidad busca fondos para colocar una valla alrededor de sus terrenos para evitar más ataques. Son medidas de seguridad que también se adoptan en las parroquias.

P. VALENTINE ONWUNJIOGU
Universidad Católica de Nigeria
“Muchos sacerdotes han contratado servicios de seguridad para proteger a los fieles que acuden el domingo a misa”. “Aún en las situaciones más desesperadas, la fe sigue siendo fuerte aunque eso no impida que muchas practiquen su fe con miedo”.

Además de los pastores Fulani también Boko Haram sigue muy activo en Nigeria pese a que el gobierno haya decretado su derrota técnica. El grupo terrorista no solo actúa en este país. También ha extendido sus tentáculos hasta los países limítrofes como Camerún, Chad y recientemente Níger.