Egipto protege a los cristianos perseguidos legalizando los templos

El régimen de Abdelfatah Al-Sisi tiene la intención de reparar la ola de persecución cristiana que se podrujo entre 2011 y 2013. A partir de agosto de 2016, el gobierno comenzó a legalizar los lugares de culto de los cristianos, creando comités para verificar las regulaciones de la iglesia y permitiendo a los cristianos celebrar la misa en lugares que hasta ahora estaba sin licencia.

Desde 2016, se han aprobado 88 templos más para la oración cristiana, lo que hace que el total se existan 1,109 templos. Al otorgar estos permisos, el gobierno elimina uno de los motivos que impulsaban la violencia islámica hacia los cristianos.

Más información:  Periodista Digital