Premio internacional para el Padre Tom, testigo de la fe en medio de los yihadistas en Yemen

Desde 2016 y tras 18 meses de rapto fue liberado. En todo momento intentó mantener la calma y serenidad, siempre dispuesto al diálogo y al encuentro con los secuestradores.

Ahora la Fundación «Stephanus Foundation» reconoce su figura, como referente para los cristianos persegudios, en un acto en Frankfurt (Alemania), donde la oración fue siempre un pilar fundamental de su cautiverio.

La fundación ayuda a los cristianos perseguidos en distintos paises del mundo, donde no existe el derecho a la libertad religiosa, o donde este derecho es violado. Otros años han sido premiados con el mismo galardon el Card. Louis Raphael Sako, (Patriarca de los Caldeos), o el Card. Joseph Zen de Hong Kong.

Más información en Religión Digital