Papa reza por los cristianos que tienen que esconderse

Por primera vez en su vida, el Papa Francisco entró en una catacumba. Celebró la misa para la fiesta de todas las almas en las catacumbas de Priscila, donde rezó por los cristianos que tuvieron que esconder y enterrar a sus muertos en esta cámara oculta.

Durante su homilía, también se centró en los cristianos que todavía son perseguidos y tienen que esconderse. En muchos países, ser cristiano es un crimen, donde esas personas no tienen derechos. El Papa concluyó recordando que los cristianos que cuidan a sus hermanos y hermanas en la fe, viven con seguridad en las manos de Dios.

Para más información visite: The Tablet