Siria no se ha rendido, dice el Cardenal Bagnasco

Después de ser destruida por la guerra, la comunidad cristiana en Alepo, Siria, no ha renunciado a su futuro. Los cristianos celebran el renacimiento de su comunidad con el cardenal Bagnasco, el cardenal de Génova y el presidente de los obispos europeos.

A través de la Custodia de Tierra Santa y la Asociación pro Terra Sancta, hay muchos proyectos para ayudar a los cristianos en Siria. Estos proyectos han ayudado dando trabajo a los que no tienen y reconstruyendo casas dañadas por la guerra.

El cardenal Bagnasco testifica: «Conocía a algunas familias cuyas casas fueron reconstruidas. Vi una gran alegría en sus ojos. En el trabajo, vi una gran dignidad y una gran confianza. Regreso a casa viendo que es posible reconstruir». Él dice que esta es la razón por la cual los cristianos no deberían renunciar a Siria.

Para más información: Pro Terra Sancta