Turcos y yihadistas inician una expulsión contra kurdos y cristianos en el noreste de Siria

Activistas y ONG acusan a Ankara y sus aliados de las acciones perpetradas en las últimas semanas, tras la ofensiva turca en esta zona de Siria. Desde Amnistía Internacional se ha descrito una situación donde  se vulneran todos los derechos y libertades de la población civil, que se pueden considerar crímenes de guerra.

Los diversos testimonios recogidos hablan sobre la total vulneración de los acuerdos internacionales donde se incluía el cese inmediato de los ataques contra civiles y el respeto de los derechos humanos.

Más información: Asianews