Ayuda a la Iglesia Necesitada ilumina miles de edificios de rojo por los cristianos perseguidos

“Queremos recordar que todavía hoy se persigue a los cristianos”, dice Mark von Riedemann, de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

El primer monumento que Ayuda a la Iglesia Necesitada iluminó de rojo para denunciar la persecución de cristianos fue el Cristo Redentor de Río de Janeiro, en 2015.

La idea se convirtió en un fenómeno viral y ya este año la organización ha teñido de rojo otros 2.100 lugares del en todos los continentes.

Desde New York…

…hasta Budapest.

MARK VON RIEDEMANN
Ayuda a la Iglesia Necesitada
“Los iluminamos de rojo para recordar a la gente que todavía hoy se persigue a los cristianos”.

Mark von Riedemann dirige el departamento de Asuntos Públicos y Libertad religiosa de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Recuerda que hoy, 1 de cada 7 cristianos vive en tierra de persecución o al menos de hostilidad.

Por eso, encender los monumentos de rojo es también enviar un mensaje a quienes sufren quizá a escondidas en tantos lugares del mundo.

MARK VON RIEDEMANN
Ayuda a la Iglesia Necesitada
“Que cuando sufran persecución en Siria, en Irak, en Nigeria, en Sri Lanka, donde hubo atentados en Pascua, sepan que no están solos, que en Occidente también prestamos atención a esta cuestión, y que estamos alertando sobre ella Que no sufren en silencio”.

Durante estos años, gracias a Ayuda a la Iglesia Necesitada, se han iluminado de rojo lugares simbólicos como el Coliseo de Roma, esta basílica veneciana o el Parlamento de Inglaterra.

Un modo de llamar la atención y de luchar contra las semillas del odio antes de que sea demasiado tarde.

MARK VON RIEDEMANN
Ayuda a la Iglesia Necesitada
 “El genocidio llega porque primero hay intolerancia; luego discriminación; luego, persecución; y por último, genocidio. Y vemos que estas etapas ocurren en muchos lugares. La cuestión es: hablemos ahora antes de llegar al Genocidio”.

El éxito de su propuesta demuestra que hay mayor conciencia de la persecución de cristianos.

Pero aún no es suficiente, por eso, por desgracia, también el año que viene Ayuda a la Iglesia Necesitada iluminará de rojo cientos de edificios e iglesias como homenaje a quienes hoy son perseguidos por creer en Jesús.