Ofreciendo misericordia en medio de la locura

Las hermanas religiosas en Burkina Faso están arriesgando sus vidas para proporcionar comida y refugio a cientos de personas, mujeres, ancianos y niños, que huyen de la violencia que azota el país.

  «Recibimos refugiados todos los días, especialmente esposas cuyos esposos han sido asesinados, porque los terroristas principalmente matan a los hombres, pero también a niños y ancianos».

“En el norte, las Hermanas atienden entre 30 y 60 refugiados cada día. E incluso aquí, en Uagadugú, la capital, hemos acogido a más de 600 personas ”.

Tras enfatizar que la violencia fue indiscriminada, las Hermanas dijeron: «Todos están a la vista: los católicos son asesinados, los animistas son asesinados, los musulmanes son asesinados, los protestantes son asesinados».

Noticia completa: Acnuk.org