Jóvenes católicos en Vietnam viven su fe alimentando a los hambrientos

Marie Le Tran Thuy Vi y sus amigos preparan, cocinan y empacan comida en cajas en la iglesia de Phu Trung. Según UCAnews, su grupo entrega 150-175 porciones en 45 minutos cada noche. Los beneficiarios son personas sin hogar, vendedores de boletos de lotería, guardias, taxistas de motos y limpiadores de calles en el centro de la ciudad de Ho Chi Minh.

«Estamos muy contentos de servir cenas gratuitas a las personas necesitadas y ayudarles a superar la pandemia de Covid-19», dijo el graduado en pedagogía. «Estamos agradecidos cuando Dios nos los envía para que podamos hacer algo útil para ellos».

Mary Tran Thi My recibió una caja de comida de Marie Le Tran Thuy Vi con gratitud mientras estaba sentada junto a su destartalada bicicleta en el pavimento. «He vivido de comida de ellos durante días y siento un gran consuelo en la pandemia», dijo la mujer de 57 años, que solía ganarse la vida recogiendo artículos usados.

 

Otra receptora feliz, Ho Thanh Chi, dijo que su familia no tiene dinero para comprar comida ya que su esposo e hijo perdieron sus empleos debido a la pandemia. Ella pidió dos raciones para su familia de tres miembros. “Nunca hemos sufrido tal situación. Esperamos que la pandemia termine pronto ”, dijo.

Marie Le Tran Thuy Vi dijo que la pandemia de Covid-19 es una grave crisis, pero también ha abierto los corazones de los jóvenes, induciéndolos a volver a los valores centrales y a pasar más tiempo haciendo obras de caridad y sirviendo al bien común en línea con las propuestas de los obispos locales para los jóvenes.

Ir al articulo