Proyecto ayuda a niños emigrantes a recuperar el tiempo sin ir a la escuela

La Comunidad de Sant’Egidio y Jóvenes por la Paz impulsan proyecto para ayudar a los pequeños de la casa, en especial a hijos de inmigrantes.

La cuarentena no ha sido fácil para los más pequeños de la casa. Especialmente si viven situaciones familiares muy frágiles y el confinamiento agravó el nerviosismo y la tensión.

Muchos desean volver a la escuela cuanto antes para compartir con sus amigos y aprender cosas nuevas. Esa es parte de la experiencia de las Escuelas de Verano de la Comunidad de Sant’Egidio y Jóvenes por la Paz.

STELLA CERVANTES
Summer School
Lo primero que dijeron los niños fue: ¡Finalmente!¡Lo esperábamos¡¡Estamos felices! ¡Que bueno es estar aquí! Una niña de siete años nos dijo: Gracias por liberarme de mi prisión. Vive en una casa de diez metros cuadrados, en una habitación con prácticamente toda la familia y volver a la escuela fue la liberación de un período oscuro y triste”.

Incluso muchos niños hijos de inmigrantes casi habían olvidado hablar italiano. Al inicio tenían problemas para comunicarse con sus amigos.

STELLA CERVANTES
Summer School
“Pienso en dos niños sirios que llegaron en el último corredor humanitario en enero y que fueron incorporados a una escuela. Habían empezado a hablar un poco de italiano y luego se encontraron con la escuela cerrada. Durante el tiempo de la Escuela de Verano han vuelto a hablar italiano y están muy contentos”

El cierre de la escuela les dejó un gran vacío, uno de los motivos por el que muchos estudiantes de secundaria y universidad respondieron a la invitación de dar clases a los pequeños y recuperar el tiempo perdido.

STELLA CERVANTES
Summer School
“Hay niños de todas las nacionalidades, hay niños italianos, entre ellos niños con necesidades educativas especiales o con alguna discapacidad. Incluso los niños con síndrome de Down han expresado un gran deseo de estudiar”.

Además, a través de juegos, aprenden cómo prevenir el contagio del coronavirus y poder llevar a cabo las actividades de manera segura.

Las actividades se realizan en ambientes ventilados y se priorizan las actividades al aire libre. Frecuentemente se desinfectan las manos, el uso de la mascarilla es obligatorio y cada uno tiene una bolsa con su material.